El pasado viernes 13 de abril un equipo de hermanos de nuestra iglesia liderado por nuestro pastor Víctor Meneses tuvo la oportunidad de llevar alimentos no perecibles recolectados en nuestra congregación a la Fundación Dar, liderada por el pastor Alvaro Silva, quien desarrolla junto a su familia e iglesia la labor de atender un comedor para niños en la comuna de Puente Alto. El objetivo de nuestra participación como iglesia al colaborar con el comedor es conocer e interiorizarnos sobre la labor desarrollada por este ministerio hermano. Nuestro pastor Víctor señaló que ésta ¨fue otra linda experiencia en el Señor, al ofrendar no solo nuestro tiempo para Dios sino que también como iglesia ‘dar de gracia lo que de gracia hemos recibido’¨.

Equipo de hermanos que acompañó a nuestro pastor en su visita.

 

El entorno del lugar es totalmente vulnerable y de difícil convivencia y un gran desafío para los pastores que efectúan este ministerio.
En la foto de izquierda a derecha están la pastora Irene Méndez junto al hermano Abraham, y detrás algunas jóvenes y niñas que reciben atención y cuidado en la casa pastoral.

El matrimonio de pastores, formado por Alvaro Silva y su esposa, al sentir el llamado de Dios a trabajar en esta visión, tomaron la decisión de vivir en el mismo entorno, con la finalidad no solamente de sustentar alimentos a los vecinos del sector, sino que también compartir las buenas noticias del evangelio de salvación. La entrega de esta pareja y el compromiso con este servicio es tal que aún el departamento donde habitan es continuamente visitado por niños, pues los pequeños lo sienten como un lugar de refugio donde reciben mucho cariño y afecto. Al mismo tiempo acogieron a una joven mamá con su hijita.

El lugar en donde dan almuerzo a los niños está bien acondicionado en su interior. Se trata de una sede vecinal que ellos utilizan para hacer el comedor día sábado y un servicio de adoración a Dios el día domingo.

 

 

 

En el interior de la pequeña dependencia tienen una bodega que usan como centro de acopio de alimentos, y al mismo tiempo como cocina. Él es el hermano Abraham, fiel y leal colaborador de los pastores, quien recibió nuestro aporte de alimentos.

Nuestra Iglesia VRCDP tiene en su programación para este año 2018 continuar apoyando el trabajo de nuestros hermanos en el comedor de Puente Alto, de modo que habrá más oportunidades para quienes quieran colaborar con esta obra, ya sea aportando alimentos y también participando en las visitas. Nuestra pastora Patricia Olivos señala la importancia de hacer obras de misericordia como iglesia, ya que ¨es parte del servicio que el Señor Jesucristo hizo y su iglesia debe seguir ese ejemplo. Al hacer misericordia mostramos amor al prójimo, y tal como dicen las Sagradas Escrituras, no debemos olvidarnos de hacer el bien¨.